¿Quieres ser escort?

Actualizado: 14 de may de 2019



Con este post inauguro una nueva categoría en mi blog, a la que ya llevaba un tiempo dándole vueltas y que me hace especial ilusión: Recursos para trabajadoras sexuales.

Espero que sea una forma de sororidad con otras compañeras, y una forma de que clientes y curiosos puedan saber más sobre todo lo que engloba nuestro trabajo.

Vamos allá.

¿Quieres trabajar de escort o de otro tipo de prostituta? Bien, el primer consejo que te puedo dar es que te lo pienses. Que te lo pienses una y otra vez, y que valores todos los pros y los contras. Muchas veces. Durante una temporada. ¿Por qué? Porque una vez tomes la decisión tu vida va a cambiar, las relaciones que tengas con los demás (y las relaciones que los demás tengan contigo en el caso de que les informes de tu nueva profesión) van a cambiar, probablemente hasta tu cuerpo vaya a cambiar. Puede ser para bien o para mal, probablemente un poco de ambas cosas; hacia dónde se incline la balanza dependerá de ti.

Porque trabajar de prostituta (bueno, aquí realmente casi cualquier trabajadora sexual podría verse reflejada) es llevar una empresa formada por una sola persona: tú.

Y esto nos lleva al punto más importante: si tú no estás bien, tu empresa no lo estará.

Y si dependes exclusivamente de ella...

Por eso, quizás en este negocio más que en ninguno, dado el esfuerzo físico y mental que requiere, y el estigma social, debes mentalizarte de algo muy importante: tú debes ser tu prioridad. En todo momento.

Nunca hagas nada que vaya en contra de lo que realmente quieres hacer; te quemarás.

Recuerda que tú eres la que decide, la que tiene y debe tener el control en todo momento. Que nadie organice tu tiempo, tu vida. Y si alguien te dice lo que tienes que hacer, oye pero no escuches.

Solo tú sabes cómo debes llevar tu empresa y, si no lo sabes, no te preocupes, que nadie nace sabiendo; en los siguientes artículos iré compartiendo recursos que me ayudaron en distintos momentos y que creo que pueden ser de mucha utilidad acabes de empezar o lleves años en este mundillo.

Pero no te voy a dejar con la miel en los labios. Antes de despedirme quiero compartir contigo dos recursos prácticos para que vayas aprendiendo más. Uno es el Manual de profesionalización de trabajadora sexuales y otro, el curso de Prostitución: nociones básicas para la profesionalización. Como verás, el primero es gratuito y tiene algunos años, pero todo o casi todo sigue siendo vigente. El segundo es de pago y se organiza únicamente una vez al año.


Espero que te sean útiles.


Si te ha gustado este blog puedes demostrarlo dejándome una propina en mi OnlyFans o formando parte de él o de mi Patreon.

Besos,


Lena.

Sígueme en @LenaCristinaBCN

  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon